JAVIER FERNÁNDEZ DE ANGULO

Tiempo de lectura: 8 minutos

9 julio, 2024

 

El surrealismo de Kafka no ha muerto. Está en todas partes, como su obra. A los 100 años de su muerte, sucedida el 3 de junio de 1924 por tuberculosis, el mundo le rinde tributo, sin duda es uno de los más grandes autores del siglo XX y de los más influyentes. La pesadilla de Gregorio Samsa cuando se despierta convertido en cucaracha, en La metamorfosis; el agobio que vive Josef K. en El proceso, metáfora de todos los laberintos e infiernos burocráticos y absurdos o la angustia de El Castillo por encontrar los caminos para llegar al poder y enfrentarse a un sistema que es un microcosmos irracional creado por los humanos, pero inhumano —quizá como la inteligencia artificial—, son obras inmortales que hoy nos acompañan y que son más actuales que nunca. Relató como nadie la angustia del hombre contemporáneo, la soledad y la frustración ante la sociedad. “Soy una jaula en busca de pájaro”, escribió.

Dicen que Kafka murió sin saber quién era Kafka, porque algunas de sus novelas fue- ron póstumas, como su gloria, y él pidió quemar sus escritos y toda su obra. Bendita des- obediencia, gracias a ella disfrutamos de uno de los mejores escritores del siglo XX. Preparando su muerte por una tuberculosis que padecía desde los 34 años, le dijo a su amigo Max Brod: “Mi última petición. Todo lo que dejo atrás, (…) en forma de cuadernos, manuscritos, cartas, borradores, etcétera, deberá incinerarse sin leerse y hasta la última página”. Hoy se reeditan estudios y obras suyas con La Galaxia Gutenberg y Editorial Alianza. Y se estrena la película Franz en la República Checa, de la directora polaca Agnieszka Holland, además vienen series y documentales. Se recopilan sus dibujos, otro de los secretos de su obra. En Praga tiene un museo que rinde tributo a todo su legado, pero su ciudad natal estuvo prácticamente prohibida durante la época comunista, y la ciudad los descubrió casi en los noventa.

Nació en una familia de origen judío, en Praga, era el mayor de seis hermanos, de los cuales dos fallecieron, y tres hermanas fueron asesinadas en campos de exterminio nazi. Creció en un ambiente estricto y una cultura alemana. Estudió derecho obligado por su padre, un comerciante que decía de sus empleados que “eran enemigos pagados”, ejemplo de autoritarismo, se educó con sus gritos y desprecios. Después de la universidad trabajó en una empresa de seguros que sin duda le inspiró muchas escenas surrealistas, con eso tenía trabajo para sus dos vocaciones: la literatura y la pintura. Carta al padre, surge de su frustrada relación con su progenitor, Herman Kafka, también Metamorfosis, donde revela sentimientos que vivió cuando su padre le humilló y le despreció.

El inicio de Primera Guerra Mundial coincide con su época más prolífica, entre 1913 y 1919, en la que escribió la novela inacabada El proceso; La condena (1913); La metamorfosis (1915); El chofer, y poco después El fogonero (1913); La colonia penitenciaria (1919), y Un médico rural (1919), compuesta de 14 cuentos fantásticos. Sus textos fueron publicados sin mucho éxito en Praga. Con 29 años conoció al amor de su vida, a quien escribió más de 500 cartas, pero la tuberculosis les separó. “Yo no sé si deseo ahogarme en el amor, en vodka o en el mar”, escribió. Murió en Viena, con su última pareja Dora Diamant, a quien conoció dos años antes. Dicen sus biógrafos que Kafka no era tan sombrío como los textos que dejó. Alto, delgado, bien vestido, elegante, con sus ojos oscuros y su mirada inteligente era también un seductor. Kafka conoció a Dora Diamant en julio de 1923, tres meses después se fueron a vivir juntos a Berlín, dejando Praga y a su familia. Para Kafka fue “la mayor proeza de toda mi vida” y la propia Dora Diamant señaló, “Vivir con Franz un solo día, vale más que toda su obra”. Ya lo dijo Kafka: “El significado de la vida es que se detiene”.

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

La esencia del viaje

La nueva fragancia de Creed, Queen of Silk, se inspira en el camino de la seda y en una leyenda ligada a la luna y a la flor de Osmanthus Fragans.

200 años The Macallan

La destilería escocesa colaboró con la reconocida poeta escocesa Jenni Fagan y el galardonado artista español Javi Aznárez para crear una serie de poemas e ilustraciones personalizados que celebran el 200 aniversario de The Macallan.

Conducción de lujo

Lujo, modernidad y elegancia. Así es Mercedes-Benz CLE 300 4MATIC. Sin duda, se trata de un coupé que ofrece una conducción precisa y entretenida, con la mejor tecnología y confort en la actualidad. Protagoniza la portada del mes de julio en la revista Gentleman México.

Las embajadoras de DIOR en JJOO París 2024

Para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024, que se celebrarán principalmente en la Ciudad de la Luz, Dior teje nuevos diálogos excepcionales con fascinantes atletas internacionales que encarnan la máxima audacia y están impulsados por el deseo de superarse.

Marbella Club, el escenario favorito de la Jet Set

Al sur de España se localiza Marbella Club, una institución de estilo y mucho sol que desde hace 70 años encanta a los viajeros mas exigentes.

REPORTAJES

INSTAGRAM

JAVIER FERNÁNDEZ DE ANGULO

Tiempo de lectura: 8 minutos

9 julio, 2024

 

(Visited 149 times, 1 visits today)