Massimo Valzgris

Tiempo de lectura: 7 minutos

2 septiembre, 2019

 

 

Dice un proverbio, tan políticamente correcto como para ser objeto de abuso, que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Más modesta y prudentemente, podría decirse que detrás de un hombre elegante a menudo hay una mujer refinada. Jefes de estado y capitanes de la industria, magnates y empresarios, más o menos ricos o poderosos, alguna vez, en la penumbra de la mañana, han pronunciado inocentemente la fatídica frase: “Cariño, ¿qué corbata me pongo con esta camisa?” Para socorrer a los solteros inseguros y a los casados demasiado orgullosos como para preguntar, llega Land’s End, de Todd Lyon, editado por Clarkson Potter, auténtico baedecker para todos los gentlemen que tienen su norte en el estilo bostoniano y que se ven obligados a tener que elegir entre un conjunto formal o un sport de negocios.

El libro, cuyo subtítulo es Business attire for men: mastering the new ABCs of what to wear to work, empieza con la necesaria aclaración de que “sport es todo aquello que te apetece ponerte. El sport de negocios no lo es en absoluto”. Es decir: Cuidado con las camisetas, los vaqueros y las corbatas con el ratón Mickey.

O también, en palabras del código de vestir de esa inexpugnable institución wasp que es el Yale Club de Manhattan: “Sport de negocios es el vestuario profesional y refinado que se puede llevar tranquilamente en el trabajo”. Ejemplo concreto: pantalón claro sin pinzas, cinturón de piel oscura y hebilla discreta, polo o camisa y jersey en V color pastel. De calzado, mocasines. O sea, un poco sport y un poco business, muy distinto del traje tradicional todo business y nada sport: dos o tres prendas, mejor oscuras, camisa de cuello sin botones, gemelos en las muñecas, corbata. En los pies, derby o mocasines, pero con cordones. Se acepta la variante de los tirantes en lugar del cinturón. Aclarado esto, sólo se trata de colegir cuándo podemos permitirnos el business casual.

Con este objeto, en Land’s End hay una suerte de test. Cuatro combinaciones, que van desde el traje de raya diplomática hasta el polo deportivo, y por cada uno de ellos cuatro preguntas con el objetivo de averiguar si es oportuno llevarlos en el trabajo. Basándose en las respuestas (ejemplos: “Es demasiado formal para mi jornada habitual”, o “Sí, pero sólo en determinadas ocasiones”, o también: “Podría ser todos los días”), cualquiera puede detectar el código de vestir de su propio ambiente y así calibrar su vestuario: desde el riguroso traje oscuro de la categoría Traditional Tailored hasta el polo del Clearly Casual, pasando por las intermedias Almost a Suit y Best of Both Worlds, las cuales, según el compromiso, pueden permitir tanto el combinado como el saco marinero.

Como todos los test, éste también requiere ser tomado con cierta ligereza, aunque no demasiada, para evitar mirarse con demasiada aprehensión en el espejo antes de una reunión importante. Pues, como sigue sugiriendo el Yale Club, si dudas de lo oportuno de tu indumentaria, entonces no es oportuna.

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

Marco Carboni y Audi e-tron Sportback: Desde la chinampa a la cocina

Un recorrido con el Audi e-tron Sportback y Marco Carboni, uno de los mejores chefs de México, donde descubriremos más sobre el consumo ético de los alimentos y su valor para un estilo de vida sustentable.

Celebra a papá con esta receta del chef Mikel Alonso

El chef Mikel Alonso, embajador de Monogram, comparte esta deliciosa receta de salmón marinado con crema ahumada y vinagreta de cilantro para celebrar a papá en su día.

Para un papá cool y renovado

El 20 de junio se celebra el Día del Padre y El Palacio de Hierro ofrece las mejores prendas de la temporada gracias a su campaña ‘Renovación’, donde puedes encontrar el estilo que se adapte a los gustos de papá.

César de la Parra y Tequila Don Julio, gratitud

Con motivo de la iniciativa #MeQuitoElSombrero para apoyar al sector de restaurantes y bares, Tequila Don Julio y Gentleman México han buscado historias inspiradoras. En este caso, César de la Parra, Director de operaciones de Grupo Carolo, ejemplifica la gratitud.

¿Cuál es el platillo más vendido en Francia?

Sorpresa, no es el magret de pato, ni la sopa de cebolla, ni los mejillones… es el couscous, el nuevo platillo estrella de Au Pied de Cochon, sofisticado y energético que llega desde Marruecos y el Magreb, con una gran variedad de productos.

REPORTAJES

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/
(Visited 3,624 times, 1 visits today)