Santiago Olmo

Tiempo de lectura: 6 minutos

28 marzo, 2019

Si el autorretrato pictórico utilizó como herramienta indispensable el espejo, la fotografía convirtió a la cámara en un espejo. En el arte, el autorretrato representa una voluntad de introspección, que tiende a contestar (o quizás, mejor aún, a formular) la pregunta: ¿Quién soy yo y cómo soy? Pero es también el deseo de decir y afirmar: “Soy yo, miradme”.

Es el impulso irrefrenable del ego. Curiosamente, el autorretrato es, por un lado, el cumplimiento del mito de Narciso (que se contempló en el agua de un estanque, se enamoró de sí mismo sin reconocerse y, al intentar abrazarse, se ahogó), en el mito de Acteón (el cazador que descubre a Diana bañándose en un río y, descubierto por la diosa, es convertido en un ciervo que es devorado por sus propios perros): el autorretrato es la representación de lo que no podemos ver sin más y deseamos ver.

Por eso quizás el autorretrato fotográfico es un género que posibilita lo aparentemente imposible, como la fotografía misma. No son muchos los fotógrafos que no hayan sido tentados alguna vez por el autorretrato. Unos pocos lo han convertido en su propio género, como John Coplans, cuyas fotos reflejan insistentemente fragmentos de su cuerpo (aunque pocas veces su rostro), o Cindy Sherman y Yasumasa Morimura, que se disfrazan, se travisten y se representan como otros, como personajes, y de ese modo han dado la vuelta al género.

El autorretrato es también un modo de desnudarse y de ejercer el humor, de reírse de uno mismo, exponerse, exhibirse. ¿Cuánto hay de ficción y cuánto de verdad? El autorretrato es una colisión entre ambos puntos.

TE RECOMENDAMOS

 

GENTLEMAN

Una obra maestra

Glenfiddich Grande Couronne. Un whisky de lujo que representa una nueva expresión, con 26 años de maduración añade una pieza a su línea de lujo Grand Series. Hablamos del Grande Couronne, llamado a ser el rey de los whiskies.

La nueva Era de la relojería está aquí

El salón Watches & Wonders en Ginebra, Suiza reveló que el mÚsculo creativo estÁ más vivo que nunca. Clásicos revisitados, piezas ultradelgadas, nuevos materiales, colores y reservas de marchas extendidas son solo algunas de las tendencias que descubrimos para ti.

La vida en rosa

El hotel Rosas & Xocolate de mérida nos sirve de cuartel general para redescubrir las bellezas culturales y gastronómicas del sureste del país.

Así es el nuevo art car de Porsche

Con una paleta de colores vivos y materiales inusuales, el diseñador e influencer Sean Wotherspoon constituye todo un referente dentro de la moda urbana. El joven de 32 años colaboró con Porsche para diseñar su propio Taycan 4 Cross Turismo.

A diez mil pies y más allá

Breitling Navitimer celebra su 70 aniversario, así se vivió la llegada de una nueva colección de la emblemática pieza. Sí, por lo aires.

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/
(Visited 788 times, 1 visits today)