Stefania Cubello

Tiempo de lectura: 15 minutos

22 junio, 2020

 

“Dentro de 20 años, viviremos en espacios vacíos. La mayoría de los objetos que nos rodean, calefacción, iluminación, música…, desaparecerán integrados en las paredes. Nos convertiremos en espíritus, pura inteligencia, y lograremos uno de nuestros objetivos: convertirnos en dios”. Así imagina Philippe Starck, esa estrella absoluta del diseño, el estilo de vida del futuro. En boca de quien ha creado, en 40 años de carrera, proyectos visionarios convertidos en iconos de la creatividad, no es una predicción cualquiera. Entre sus últimos diseños, los interiores de una estación de turismo espacial para Virgin Galactic y la primera colección de exterior de Cassina: Fen-c Nature.

El mar. Con mi esposa Jasmine, vivo entre Lisboa, Cap Ferret y la isla de Burano, donde paso la mayor parte del año. Lugares del mar, porque el mar está en mi ADN. Cuando siento que tengo que estar distraído, me resulta suficiente tomar un bote y navegar.

Trabajo. Tengo dos trabajos: uno como diseñador y otro como arquitecto. Como arquitecto, siempre tengo problemas con los espacios al aire libre: los muebles de exterior son todos iguales. Y no se adaptan a la naturaleza. Tengo que dibujarlos yo mismo.

Al aire libre. En Fen-c Nature intenté darle un toque de humanidad y creatividad a los muebles que diseñé, inspirados en fotografías antiguas de la vida de personajes del pasado, como Picasso. No se perciben como muebles perfectos, pero hay algo elegante y poético en ellos.

Música. No puedo trabajar sin música de fondo. Uso una aplicación muy especial, creada para mí, que me sugiere el tipo de música para escuchar según el momento del día y mi estado de ánimo.

Lápiz y papel. He usado el mismo tipo de bloc y el mismo tipo de bolígrafo desde hace 30, 40 años. No tengo ordenador, solo un iPad para la música. Me hace sentir libre; cuando trabajas con un ordenador, estás usando algo con límites, creado por alguien, eres como una mosca dentro de una caja de la que es difícil salir.

Elíseo. El apartamento que diseñé para François Mitterrand cuando era presidente fue uno de los mayores desafíos.

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

¡Vota por el mejor restaurante de México!

Gentleman México y Volvo te invitan a votar por el mejor restaurante de México en el marco del lanzamiento de la línea de SUV's híbridas VOLVO Recharge. ¡Gana una cena o comida para dos personas!

¿Cuál es el edificio más estrecho del planeta?

Se trata del Steinway Tower en NY, la torre residencial más estrecha del planeta con 435 metros de altura y 24 veces más alto que ancho. ¿El precio de estos lujosos departamentos? 66 millones de dólares.

Descubre cómo es el nuevo Jaguar F-Type 2021

El nuevo Jaguar F-Type 2021 presenta un diseño más deportivo y sofisticado. La aceleración de 0-100 km/h lleva solo 3,5 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 299 km/h.

Hotel Live Aqua Monterrey, santuario del lujo y el descanso

El Hotel Live Aqua Urban Resort Monterrey es el primer Resort donde se vive una experiencia sensorial en atmósferas sofisticadas destacando el diseño moderno y lujoso para ofrecerte un descanso completo.

Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia 2020

El actor neoyorquino Viggo Mortensen recibió el único Premio Donostia de la edición 2020 del Zinemaldia por su "impresionante capacidad de encarnar todo tipo de caracteres y espectro de personajes".

REPORTAJES

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/

Stefania Cubello

Tiempo de lectura: 15 minutos

22 junio, 2020

 

Si sólo hubiera dos sillas para sentar a los mejores fotógrafos del s. XX, sin duda una de ellas sería  para Irving Penn. El gran genio de la imagen que revolucionó la fotografía, lo mismo retrataba una colilla que un cuadro, unos labios rotos de color que a los grandes intelectuales de la época como Truman  Capote, Marcel  Duchamp  o Picasso. Con la misma fuerza y el mismo talento trataba la mirada de un sabio que un objeto sin vida. Sus imágenes cambiaron la historia de Vogue y otras revistas de moda. Siempre rozó el límite de la fotografía con ironía y exceso, ya fueran modelos de muchos kilos o labios con herramientas.

Se celebran los cien años del nacimiento del artista con una exposición antológica en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York que reivindica su figura bajo el título de Centennial. Decía Ivan Shaw, director de fotografía para Vogue, que Penn todo lo hacía bien: el retrato, la moda, los objetos. Pocos fotógrafos son capaces de moverse con tanta facilidad en las alturas. Su blanco y negro no te dejaba indiferente, pero sus imágenes de lifestyle estaban llenas de vida. Sus trabajos publicitarios para firmas como L’Oréal y su tratamiento de la imagen  rompió para siempre la barrera entre lo comercial y la artesanía. Como él decía, retratar un pastel también puede ser arte.

Hijo de emigrantes rusos, la pintura siempre fue su sueño, pero con sus instantáneas creó obras tan inmortales como las que aparecen en los lienzos. Por eso, ahora el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York le rinde un merecido tributo y celebra el centenario del nacimiento del artista. Sus trabajos meticulosos hacían pensar a los críticos que se pasó media vida detrás de la cámara y la otra mitad en el laboratorio o pensando en composiciones.

Cualquier fotógrafo de estudio hoy tiene en Irving Penn la mayor referencia, pues hasta la colilla de un cigarro tras un disparo se convertía en una obra única. Sus primeras imágenes en revistas de moda fueron retratos impecables de alta costura, con una elegancia sorprendente y una luz que cambió la mirada de las publicaciones de estilo. Su capacidad para pasar de los ojos de un pintor a una naturaleza muerta es admirable. La exposición Irving Penn: Centennial repasa como nunca antes todas las disciplinas que dominó el artista, con 70 años de carrera en imágenes de gran impacto en soportes y técnicas como la fotografía, el grabado o la pintura.

La muestra recorre sus diferentes caminos: carteles para la calle, incluyendo ejemplos de trabajos tempranos en Nueva York, el sur de Estados Unidos y México; moda y estilo para varios títulos internaciaonales y con muchas fotografías clásicas de Lisa Fonssagrives-Penn, la ex bailarina que se convirtió en la primera supermodelo, así como en esposa del artista; retratos de indígenas en Cuzco, Perú; pequeños cuadros de trabajadores urbanos; rostros de personajes de la cultura muy queridos, que van desde Truman Capote, Joe Louis, Picasso y Colette a Alvin Ailey, Ingmar Bergman y Joan Didion; retratos de los ciudadanos de Dahomey (Benin), Nueva Guinea y Marruecos vestidos de manera fabulosa; los últimos muertos de Morandi; desnudos voluptuosos; y gloriosos estudios de color sobre las flores.

La belleza en su concepción original. Además, se aprecia cómo el artista va transmitiendo las tendencias culturales de la época, y también su capacidad para hacer retratos comerciales. Su cuerpo de trabajo también muestra el auge de la fotografía en los años 70 y 80, época en que las revistas de moda tienen su esplendor. Pero el mundo sofisticado en el que vive Irving contrasta con sus fondos sencillos. Un rincón, una esquina le servían como gran escenario. De hecho, su lienzo preferido estaba hecho de una vieja cortina de teatro encontrada en París, que había sido pintada suavemente con unas nubes grises y difusas. Este telón de fondo siguió a Penn de estudio en estudio.

Otros puntos destacados de esta magna exposición incluyen imágenes recién desenterradas del fotógrafo desde su tienda de campaña en Marruecos, algo inédito que descubre al artista lejos del glamur, como por ejemplo lo que realizó en México o en Cuzco, con retratos sobrecogedores.

Así, las formas, los rostros, las sombras, las miradas y la rebeldía hacen inmortal la obra de Irving Penn. Impactos provocativos, como desnudos voluptuosos o detalles sutiles, cuando en su foto de moda retrata a la modelo descalza, cansada ya de tanta sesión fotográfica. Elegancia y rotundidad, provocación y belleza, dos registros que sólo un genio como él puede llevar a la máxima expresión.

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

¡Vota por el mejor restaurante de México!

Gentleman México y Volvo te invitan a votar por el mejor restaurante de México en el marco del lanzamiento de la línea de SUV's híbridas VOLVO Recharge. ¡Gana una cena o comida para dos personas!

¿Cuál es el edificio más estrecho del planeta?

Se trata del Steinway Tower en NY, la torre residencial más estrecha del planeta con 435 metros de altura y 24 veces más alto que ancho. ¿El precio de estos lujosos departamentos? 66 millones de dólares.

Descubre cómo es el nuevo Jaguar F-Type 2021

El nuevo Jaguar F-Type 2021 presenta un diseño más deportivo y sofisticado. La aceleración de 0-100 km/h lleva solo 3,5 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 299 km/h.

Hotel Live Aqua Monterrey, santuario del lujo y el descanso

El Hotel Live Aqua Urban Resort Monterrey es el primer Resort donde se vive una experiencia sensorial en atmósferas sofisticadas destacando el diseño moderno y lujoso para ofrecerte un descanso completo.

Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia 2020

El actor neoyorquino Viggo Mortensen recibió el único Premio Donostia de la edición 2020 del Zinemaldia por su "impresionante capacidad de encarnar todo tipo de caracteres y espectro de personajes".

REPORTAJES

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/
(Visited 158 times, 1 visits today)