Durante casi 80 años, Jeep ha sido sinónimo de todoterreno y potencia. Para demostrarlo, todos los modelos son sometidos a superar una de las rutas por carretera más desafiantes del mundo: el sendero Rubicon cercano al Lago Tahoe, en la frontera entre California y Nevada.

En 1953, un grupo de 150 amigos decidieron llevar sus jeeps a través de este inaccesible camino de granito en las montañas de la Sierra Nevada. Jeep se transformaba: pasaba de ser un vehículo de trabajo a un compañero de aventura. Así nació el primer jeep Jamboree, una reunión de entusiastas del súper vehículo que hace todo y va a todas partes. Eso ha atraído, a lo largo de los años, a decenas de miles de entusiastas para enfrentar los 35 kilómetros de carreteras que incluyen 19 vehículos todoterreno a través del Bosque Nacional El Dorado, al oeste del Lago Tahoe.

El nuevo Jeep Wrangler Rubicon ha logrado mejorar las ya excelentes habilidades todoterreno del modelo anterior, para alcanzar una madurez en la conducción en carretera que lo pone en competencia con los SUV más cómodos en circulación. El diseño tiene algunas novedades características de un Jeep. La parrilla del radiador cuenta con siete anillos verticales, los faros destacan junto con unas ruedas más grandes que cualquier otra y muchos detalles que han hecho famosa a esta marca.

Más potente, pero también más complejo, más fiable y refinado, más avazando en términos tecnológicos, superior en materia de seguridad, más ligero y más versátil. Sin duda, porque el nuevo Wrangler puede ser el compañero de aventuras perfecto de todos los días y, su vez, convertirse en el juguete adulto que no se detiene ni siquiera delante del Rubicon Trail.

(Visited 96 times, 1 visits today)