Sergio Almazán / Fotos: D.R. y cortesía de Cartier

Tiempo de lectura: 16 minutos

24 mayo, 2020

 

Moría el mismo día que la viera nacer: 8 de abril. Quiso la muerte hacerla inmortal en la memoria colectiva (8 de abril con 88 años). Se inmortalizó el día de su cumpleaños, otro de sus tantos caprichos de diva que amaba lo esotérico, que ritualizaba con misterio, alimentando sus claroscuros con la magia.

Cultivó la elegancia como profesión y alimentó el mito a largo plazo. Se inventa a sí misma, pero su público de forma ritual atribuye con destreza e imaginación delirantes rasgos a su biografía. Lo que confirma que ningún mito se hace sólo de verdades. A las que la propia María alimentó con imaginación, grandilocuencia en sus declaraciones y exagerada decoración de su persona. Todo era forma, actuación y personaje.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Quizá no he sufrido el tormento de los celos porque nunca me enamoro de un hombre al extremo de sufrir por él. Sin embargo, lo que más me gusta en el amor es querer, pues querida lo he sido siempre, a veces demasiado.- #mariafelix

Una publicación compartida por María Félix (@mariafelixofficial) el

La diva sabía despertar la curiosidad de su público con sus atuendos y sus respuestas que provocaban desafíos a la cultura machista y la doble moral mexicana: “A un hombre hay que llorarle tres días y al cuarto te pones tacones y ropa nueva; y como siempre los hombres en la historia de la humanidad son los que se llevan lo mejor del pastel yo preferí tener corazón de hombre”. Y con ese principio montó un caballo y fue la primera actriz en salir en una cinta mexicana con pantalones y sobre este animal; fue la primera mexicana en cobrar el mismo sueldo de un actor; la primera en retar a la esposa del presidente y de condicionar su salida del país. Tienes el rostro más femenino y el carácter más masculino, le dijo su madre, cuando María decidió casarse para huir del seno familiar.

Si es verdad que infancia es destino, en María Félix hay razones para creerlo. Nacida al norte del país, cerca del desierto de Sonora en 1914 en medio de la lucha revolucionaria, educada con la rigidez de un padre macho y entre caballos supo domar y a su vez, despertar sus deseos: sexuales, emocionales, de libertad y sobre todo femeninos.

Serán estos animales que la acompañen por varios años de su vida, así como el otro símbolo que tuvo como fetiche, decoración joya y símbolo: las serpientes. Infancia y destino se cruzaron en su vida para definir o más aún perfilar su carácter ligados al poder, anunciando la nueva psicología femenina de la segunda mitad del siglo XX.

Por un lado, el azar y su belleza la llevan al cine, pero también es su hambre de no cumplir el rol femenino que le impuso la familia y su deseo de libertad en una época donde las mujeres no tomaban las riendas de su vida. Es así, que, con 29 años de edad, comienza su aventura de actriz, pero será hasta la cinta Doña Bárbara (Dir. Fernando de Fuentes, 1943) su película emblemática, o mejor dicho, su mejor desempeño como actriz siendo reconocida a nivel internacional, que le define el altivo gesto que la marcará para siempre.

Encuentra en el personaje el agreste sentido masculino del desierto de Sonora en medio de la contienda armada y el valor femenino que puede seducir, dominar y conquistar. Ingredientes básicos para construirse diva fuera del rol tradicional y con ello instalar la belleza en las trincheras. Es decir, reconstruye la historia y la mexicanidad, pero a su servicio y su modo. Recrea la mexicanidad con asombroso glamur fuera del arquetipo de la época.

Es justamente el personaje de la novela de Rómulo Gallegos el que se apodera de la persona y adquiere el nombre de la Doña. Con él firma su (segunda) acta defini iva de nacimiento en el espectáculo. Es “La Doña” quien se casa con Agustín Lara, Jorge Negrete o el empresario francés Alex Berger. Con el personaje en su piel, hará que todos los demás guiones se ajusten a su personalidad con la que vive, crece y muere seis décadas más tarde.

Supo muy pronto asirse al personaje, decorarlo, envolverlo y alimentarlo con declaraciones defini orias: “En el cine y en la vida, seducir es más importante que agradar; por eso prefiero verme bonita que caer bien”, decía ante los reflectores que la llenaban de halagos y piropos por sus atuendos y belleza deslumbrante. La diva sabía dosificar¡ su vida y sus anécdotas que servían de perlas para tejer el collar de la leyenda. Con “La Doña” se representa y escenifica un arsenal de sentimientos ligados a las luchas de las mujeres: la autonomía de pensamiento, nunca dejarse de nadie, inteligencia y espontaneidad que se combinan con el cultivo cuasi natural del lujo y la esmerada elegancia de los rasgos y el atuendo que la llevan a los extremos del glamur: joyas exclusivas de la firma Cartier; trajes diseñados como únicos con monedas de oro regaladas por un expresidente; colecciones de porcelanas del siglo XVIII; platería, mucho oro y diamantes.

Máxima representante del barroco mexicano del siglo XX. Su matrimonio con el banquero y magnate francés Alex Berger en los años 70, le otorgó el aderezo necesario para construirse admirable, internacional, provocadora, poderosa y misteriosa. Es quizá el mejor momento de consolidación ya no del personaje sino del mito: con cincuenta años en el cuerpo, luce radiante con su collar-serpiente de diamantes con más de 2 mil piedras talladas combinadas con esmeraldas esmaltado en rojo y negro y declara sin tapujos: “el perfume del incesto no lo tiene otro amor”; al ser cuestionada sobre el hombre que más amó. Suelta la frase con el brillo de sus ojos que compiten con su collar y su cabellera. Esa provocación sólo puede de ser de un personaje mítico.

Como una leyenda, “La Doña” hace suyo todos los ingredientes de la culturas yaqui: el desierto, la oscuridad; el fuego; las serpientes; los reptiles; el sol; el cielo estrellado y sus símbolos que le sirven para adorar el personaje en lienzos: pinturas como las realizadas por Antoine Tzapoff sobre los pueblos indígenas americanos teniendo como modelo a María; sus joyas con figuras de reptiles y sus historias sobre la infancia y su despertar sexual en Sonora: “En mi casa aprendí a montar caballo, con mi hermano Pablo. Él me enseñó que los caballos son la libertad si los sabes domar, si los sabes montar son como el sexo: fuertes, decididos, seductores y dominantes”. Los elementos simbólicos de su origen yaqui le sirven para investir y decorar la leyenda.

Elige María Félix el guion de Juan Ibáñez para referir su historia personal y alimentar su mito, con el esmero decorativo de diva. Se trata de la cinta: La Generala (1966), la última de su carrera como actriz y quizá la cinta más autobiográfica de la Doña: Unos hermanos hacendados –en tiempos de la Revolución Mexicana– sueñan con la justicia social, con realizar su amor y salir triunfadores de sus batallas. La muerte termina antes con él; y la última imagen que hay de “La Doña” en el cine es: La Generala acribillada antes de casarse con el hombre que parece encarnar a su hermano. “Solo he sido una mujer con corazón de hombre” declara la actriz constantemente.

Una mujer con el corazón de Pablo, su hermano, como insinúo en su autobiografía publicada en 1993. Parte de los misterios amorosos que tiene la diva para su público que con vehemencia le perdonan todo, hasta sus incómodas declaraciones. Es María Félix o más precisamente, “La Doña” quien centra la mirada de todos y todas a lo largo de seis décadas, procurando hacer leyenda: su vida, su cine, sus declaraciones, su presencia entre México y Francia, su misteriosa mirada, su atuendo, su esmero por la perfección y los secretos que incluso hoy día, a casi dos décadas de su muerte, siguen despertando interés, curiosidad y asombro. Como es propio de una Diva.

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

Josh O’Connor, El Príncipe de Bvlgari

Es la estrella del momento, ganador del Globo de oro a mejor actor, imagen impecable y embajador de los relojes Bvlgari. Josh O’Connor protagoniza la portada de la nueva edición de Julio-Agosto 2021.

El chocolate de Yucatán, el mejor del mundo

Acaba de llegar a la Ciudad de México la nueva boutique de chocolates KI'XOCOLATL, de la mano del chocolatier belga Mathieu Brees. Un maestro en el arte del cacao que ama Yucatán y el acento mexicano del chocolate.

Mitsubishi presenta en México Xpander y Xpander Cross

Los reflectores principales se los llevó el nuevo SUV Rolls-Royce Cullinan, uno de los modelos más importantes jamás fabricado en su historia. Dando origen a su nombre “Cullinan”, como el diamante de mayor tamaño y perfección jamás encontrado en la historia.

Superbia Summer: Fusión perfecta entre arte y gastronomía

UNICO 20˚87˚ Hotel Riviera Maya presenta por tercer año consecutivo, Superbia Summer, un evento que conjuga diversas experiencias culinarias, artísticas y de entretenimiento en un mismo lugar y bajo un concepto homónimo, único.

De México al Cielo

Con una gran oferta vitivinícola se suma una experiencia de alojamiento cinco estrellas, gracias al Grupo Presidente que empieza a operar el hotel boutique El Cielo Winery & Resort en el Valle de Guadalupe.

REPORTAJES

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/

Sergio Almazán / Fotos: D.R. y cortesía de Cartier

Tiempo de lectura: 16 minutos

24 mayo, 2020

 

TE RECOMENDAMOS

GENTLEMAN

Josh O’Connor, El Príncipe de Bvlgari

Es la estrella del momento, ganador del Globo de oro a mejor actor, imagen impecable y embajador de los relojes Bvlgari. Josh O’Connor protagoniza la portada de la nueva edición de Julio-Agosto 2021.

El chocolate de Yucatán, el mejor del mundo

Acaba de llegar a la Ciudad de México la nueva boutique de chocolates KI'XOCOLATL, de la mano del chocolatier belga Mathieu Brees. Un maestro en el arte del cacao que ama Yucatán y el acento mexicano del chocolate.

Mitsubishi presenta en México Xpander y Xpander Cross

Los reflectores principales se los llevó el nuevo SUV Rolls-Royce Cullinan, uno de los modelos más importantes jamás fabricado en su historia. Dando origen a su nombre “Cullinan”, como el diamante de mayor tamaño y perfección jamás encontrado en la historia.

Superbia Summer: Fusión perfecta entre arte y gastronomía

UNICO 20˚87˚ Hotel Riviera Maya presenta por tercer año consecutivo, Superbia Summer, un evento que conjuga diversas experiencias culinarias, artísticas y de entretenimiento en un mismo lugar y bajo un concepto homónimo, único.

De México al Cielo

Con una gran oferta vitivinícola se suma una experiencia de alojamiento cinco estrellas, gracias al Grupo Presidente que empieza a operar el hotel boutique El Cielo Winery & Resort en el Valle de Guadalupe.

REPORTAJES

INSTAGRAM

https://www.instagram.com/gentlemanmexico/
(Visited 2,691 times, 1 visits today)