En 15 o 20 años cambiará la manera de pensar y de usar el automóvil y todos los sistemas de movilidad. Es muy oportuno hablar de sistemas y autos del futuro, ya que para movernos no usaremos sólo el carro, sino una variedad de opciones que involucran a toda la sociedad, y algunos conceptos que hoy damos por sentados están destinados a cambiar de manera significativa.

Los autos del futuro deberán forzosamente ser conjugados con la sustentabilidad económica, social, tecnológica y cultural. El hardware –el objeto-automóvil– se está adaptando a estos cambios que alterarán su esencia, su uso, e incluso cómo concebimos su propiedad.

Las grandes marcas como Volkswagen, presentaron el año pasado en el Salón de París un coche completamente eléctrico del tamaño del actual Golf, que tiene una autonomía de unos 600 km y ya está concebido para la autoconducción.

En los salones del automóvil más importantes de Estados Unidos la casa alemana ya reveló una evolución ulterior de este concept car con una reinterpretación futurística de la icónica Combi, muy amada entre los hippies de los años 70.

Desde Baja Sajonia, pasamos a Baviera, la tierra natal de BMW. El nuevo concept car que el grupo bávaro presentó en su centenario se llama Vision Next 100. Las más avanzadas tecnologías de propulsión eléctrica, autoconducción y conexión, fueron conjugadas con una interpretación prémium, como es de esperarse de una casa como BMW.

En el segmento de los automóviles de lujo, también Mercedes-Benz quiso dar su interpretación del auto del futuro creando una submarca, Eq, que es sinónimo de movilidad eléctrica e inteligente, y bajo esta marca, en tiempos relativamente breves, serán lanzados al menos diez modelos.

También Renault mira con optimismo al futuro. En París se expuso el robusto coupé TreZor, un coche deportivo completamente eléctrico, con líneas sensuales y una curiosa,y al mismo tiempo improbable, puerta de una sola pieza. Un modelo que parece ser un ejercicio de estilo, ya que el diseño de este coupé probablemente definirá las formas de los futuros automóviles Renault.

En Estados Unidos también es inminente el lanzamiento del Tesla Model 3, el más compacto de los automóviles de la marca californiana. Este modelo eléctrico, equipado con un sistema de conducción semiautónomo, tiene como objetivo alcanzar un público mucho más amplio del que hasta ahora se ha podido permitir los modelos más grandes, y sin duda caros, de la casa de Elon Musk.

(Visited 186 times, 1 visits today)